Psicología On Line

El Bienestar Emocional de Nuestros Hijos e Hijas

A partir de nuestra experiencia en psicoterapia, una de las grandes preocupaciones de todo padre y madre es cómo contribuir al bienestar emocional de sus hijas e hijos. Y si bien, no existen recetas mágicas respecto a la crianza (existen múltiples factores), sí existen algunas consideraciones importantes al momento de ayudarlos a crecer de manera más adecuada.

Todos los seres humanos en su desarrollo van adquiriendo diversas habilidades y competencias que serán fundamentales en nuestro desenvolvimiento posterior como adultos. Es en este sentido, que el desarrollo de la seguridad propia, la autoestima y las competencias emocionales son primordiales al momento de crecer.

Pero como padres y madres, ¿cómo contribuir al desarrollo adecuado de nuestros niños y niñas?

Como señale anteriormente, no existen recetas mágicas, pero sí relaciones que por sus características pueden ayudar a tener un crecimiento más sano.

Psicoterapia On Line

Disponibilidad

Cómo adultos nos vemos enfrentados a una serie de demandas, ya sea en el trabajo, en la casa, vida social, estrés, nuestro propio mundo interno y una serie de miedos que muchas veces nos dificultan el estar disponibles para nuestros hijos/as. Cuando hablamos de disponibilidad no queremos decir que debemos estar 24 horas al día los 7 días de la semana atentos/as a lo que ocurre con nuestros/as hijos/as. Muy por el contrario, ya que todo exceso también es perjudicial, nos referimos a aquellos momentos en que nuestros niños/as solicitan nuestra atención, ya sea a través del llanto, balbuceos, sonrisas o incomodidades, estar presentes para ayudarlos a entender que les está ocurriendo.

Estar disponibles es estar presentes en aquellos momentos en que nos solicitan nuestra atención, ya sea por que requieren nuestra ayuda o nuestra reciprocidad.

Constancia

Para que se produzca aprendizaje en todo ser humano debe retroalimentarse de conductas que sean permanentes en el tiempo, lo que nos permitirá modelar nuestra propia conducta.

Cuando hablamos de constancia, nos referimos a que nuestra conducta hacia nuestros hijos e hijas debe ser parecida ante determinados estímulos que ellos/as emitan. Por ejemplo, si nuestro bebé llora, la reciprocidad de la conducta debería ser en todos los casos la preocupación por lo que le esta ocurriendo en términos de consolación, aunque a veces nos desesperamos. Si le enseñamos a consolar de manera constante frente al llanto aprenderá a autorregular su propia conducta de manera adecuada, por otra parte, si estamos de manera constantes disponibles, aprenderá a contar con nosotros y a no sentirse sólo/a.

Predecible

Con la experiencia adquirida durante los años, logramos entender que el mundo que habitamos requiere ser anticipado frente algunas acciones. Si vemos el cielo amenazante de nubes, salimos con paraguas, ya que entendemos que la probabilidad de lluvia es alta. Nos anticipamos a estímulos que han sido conocidos a lo largo de nuestra vida, para mantener una conducta acorde a lo que ocurre, con cierto sentido de realidad. 

El que los adultos mantengamos conductas predecibles frente a nuestros hijos e hijas, les permite a ellos/as segurizar el mundo que habitan y por lo tanto desarrollar de mejor manera la confianza en el y el resto de los otros seres humanos.

Predecible es contar con un repertorio de conductas frente a lo que les ocurre a nuestros niños/as, en concordancia con el hecho. Si estoy feliz por algo que me ocurrió, espero que la respuesta del medio sea concordante con ello y no de rechazo o miedo. Por el contrario, si algo anda mal, espero consuelo y no reprimendas.

Conclusión

Si bien existen múltiples factores que nos van configurando a lo largo de los años como seres humanos insertos en la sociedad, la calidad y cualidad de nuestras relaciones primarias son fundamentales en la posibilidad de un desarrollo sano y que nos facilite el camino hacia la vida adulta.

Comparte en RRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Psicoterapia
Selecciona Moneda de Pago
CLP Peso chileno